Antes y después de la autocirujía

Por Federico Noziglia

Hang Mioku es una coreana hermosa, como podemos ver en la foto, pero que tiene un problema, es adicta a la cirujía estética. Cuando tenía 28 años comenzó con ellas. Luego se fue a Japón donde se hizo unas cuantas cirujías, y llegado un momento los medicos no quisieron operarla más. Al volver a Corea, su cara estaba tan cambiada que sus padres no la reconocieron.

Entonces continuó buscando médicos, que finalmente le inyectaron colágeno, y hasta le daban las jeringas y el colágeno para que se inyecte ella misma. Lamentablemente el colágeno se terminó, y empezó a inyectarse aceite de cocina.

Los resultados a continuación.

Tecnoculto

3 Comments

  1. Edgar 14 Noviembre 2008
  2. Chismea 14 Noviembre 2008
  3. flor 18 Noviembre 2009

Dejar comentario