El accidente aeroespacial más impresionante

A continuación te muestro uno de los accidentes aeroespaciales más increíbles de la historia, que ocurrió en el cabo Cañaveral durante la misión para poner en órbita el satélite de posicionamiento global GPS2R. En ésta misión se utilizó un cohete no tripulado Boeing Delta II, el cual, a pocos segundos del lanzamiento, una serie de desperfectos técnicos causaría una explosión muy superior a la calculada como posible en el diseño de la nave. Causando literalmente una lluvia de fuego sobre el cabo. Instantaneamente, 250 toneladas de combustible de cohete y chatarra ardiendo se desparramarían creando, una impresionante lluvia de fuego sobre los edificios del complejo.


Los cohetes Delta II tienen tendencia a explotar, por ello, la zona de despegue elegida siempre es lo más lejana posible, en éste incidente en particular distintos factores se conjugaron entre sí, haciendo de la explosión bastante mucho peor a lo esperado. Primero fue la causa de la misma, una fisura en una de las salidas de los propulsores, llevando a que el material entre los tanques se funda y la explosión del combustible sea casi total, y no parcial como comúnmente ocurre. Esto, combinado con los fuertes vientos, y la poca altura a la que ocurrió el siniestro, lograrían que varios fragmentos ardiendo llegasen a áreas ocupadas por personal técnico del complejo.

El accidente aeroespacial más impresionante
Votar

Comparte el artículo!

The following two tabs change content below.
Escribo junto a mi hermano en este blog desde el 2007. Soy un apasionado de internet, el estudio del SEO y el conocimiento en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *