Hacer Ejercicio Cambia los Genes en Cuestión de Minutos



Un estudio ha confirmado que el ejercicio puede cambiar los genes y hacernos más fuertes. Según la investigación después de hacer ejercicios, aunque sea en períodos cortos, se producen una serie de cambios químicos en los genes dentro de las células de los músculos.

Es obvio y ya sabemos que el ejercicio físico tiene una serie de beneficios para la salud,  pero algunos estudios sugieren que también puede tener un impacto en la expresión de ciertos genes.

El Ejercicio Tiene un Impacto Positivo sobre Nuestros Genes

Estos cambios activan los genes y reprograman las células haciendo más fuertes y resistentes a los músculos, que se van adaptando gradualmente a lo que hacemos. Juleen Zierath, del Instituto Karolinska en Suecia, afirmó también que "si no se usan o ejercitan se pierden capacidades".

Por otro lado también se hicieron estudios que determinaron que la cafeína imita el efecto del ejercicio físico causando un aumento en los niveles de calcio de las células. Esta parece ser una alternativa para quiénes no gusten del ejercicio físico.



La cafeína produjo cambios en los genes que son comparables a los que se obtienen con el ejercicio físico, aunque el ejercicio es lo más recomendable y de ninguna manera debería sustituirse por cafeína afirmaron los investigadores.

ejercicios modificacion de genes

Las modificaciones de los genes cuando hacemos ejercicio pueden adaptar al cuerpo a las distintas actividades físicas que desarrollemos, por ejemplo correr o levantar pesas.

Se ha demostrado que el ejercicio puede afectar la expresión de genes relacionados con el metabolismo, la inflamación y el estrés oxidativo. Por ejemplo, el ejercicio puede aumentar la expresión de genes que promueven la oxidación de grasas y disminuir la expresión de genes relacionados con la inflamación y el estrés oxidativo.

No te pierdas:  Las 25 mejores imágenes astronómicas de la historia

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la expresión de los genes no es el único factor que determina nuestra salud. Otros factores como la dieta, el estilo de vida y la genética también juegan un papel importante. Además, el ejercicio no cambia los genes de manera permanente, sino que solo afecta su expresión temporalmente.

En resumen, el ejercicio puede tener un impacto en la expresión de ciertos genes, pero es importante tener en cuenta que no cambia los genes de manera permanente y que otros factores también juegan un papel importante en nuestra salud.

Realmente muy interesante ¿no les parece?

Federico NZ

Escribo junto a mi hermano en este blog desde el 2007. Soy un apasionado de internet, el estudio del SEO y el conocimiento en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir