Bautizado como “El Libro que no puede esperar“, como su nombre lo indica, debe ser leído en menos de dos meses para que no “desaparezca”. Pasados los 60 días la tinta se habrá borrado y las hojas quedarán en blanco (se transformará en algo así como un talonario para anotaciones)

También te invitamos a leer El Chingonario: Diferentes usos del verbo chingar

¿Qué opinas? ¿Te gusta el concepto? En particular me parece que no tiene sentido en absoluto, quedará simplemente como una curiosidad de algo que se puede hacer, no creo que nadie vaya a editar un libro y lo haga con esta particularidad de que sólo puede leerse durante los primeros 60 días.

Compramos libros para leerlos, y los leemos cuando podemos. No para que al tiempo se borren y hayamos perdido tiempo, dinero y las ganas de leerlos. LOL

De todas formas este concepto fue anterior a lo que se está aplicando ahora en las aplicaciones de mensajería instantánea, donde las historias o mensajes específicos son eliminados después de 24 horas de ser publicados. Así que podríamos darle un poco de mérito al que invento tal cosa, aunque en papel impreso no vaya a funcionar nunca.

Marcadores:

Comparte el artículo!

No te pierdas:  Top 10 de los idiomas más utilizados en internet