Facebook: La nueva niña mimada de Silicon Valley

Google solía ser la web más codiciada para trabajar en esa región de los EEUU, pero Facebook se convirtió en un imán para los nuevos talentos y le está “robando” al buscador algunos de sus directivos.


fab.JPG

Ya que anunció recientemente que Ethan Beard, ex director de medios sociales de Google, se incorporará a Facebook como director para desarrollo de negocio.

Además de éste ejecutivo, ya se habían mudado otros Googlers como Sheryl Sandberg, responsable de ventas para los programas AdSense y AdWords, nombrada el pasado mes jefa de operaciones de Facebook.

Anteriormente, Benjamin Ling, ex responsable de producto de Google Checkout, y Gideon Yu, director financiero de YouTube, filial del buscador, abandonaron la compañía para ocupar cargos directivos en Facebook.

Hasta Josef Desimone, cocinero jefe de Google -famoso por contar con la mejor cantina de Silicon Valley- ha decidido pasarse a la red social en internet.

Qué ofrecen?

Google es una de las compañías más solicitadas de Silicon Valley -recibe más de 100.000 solicitudes de empleo al mes- y de estar entre las cien mejores empresas de los EEUU para trabajar, y dan numerosas ventajas como disponer de servicio de masaje, yoga y comida gratis en la sede corporativa.

Facebook -que entre otros incentivos subvenciona con u$s600 la vivienda de sus empleados si viven cerca de la oficina– ha declinado hacer declaraciones sobre sus últimos fichajes.

¿El nuevo Google?

Con más de 60 millones de usuarios, Facebook es considerada por muchos el nuevo Google y se trata de una empresa de enorme crecimiento que, aunque no cotiza en bolsa, podría salir al mercado en breve, quizá el próximo año.

Los expertos opinan que una oferta pública de acciones de Facebook podría convertirse en un acontecimiento bursátil que haría millonarios a muchos accionistas y empleados con opciones sobre acciones.

El pasado octubre, Microsoft adquirió una participación del 1,6% en Facebook por u$s240 millones, lo que valora a la compañía en u$s15.000 millones.

Cuando Google empezó a cotizar en bolsa a finales de 2004, cientos de sus empleados tenían títulos de la compañía. Las acciones empezaron a cambiarse a u$s100 y un año más tarde habían multiplicado por cuatro su valor.

Sin embargo, el descenso en el número de internautas que “pinchan” en los anuncios que publica Google y las dudas de los analistas sobre la capacidad de la firma para generar ingresos han llevado a las acciones a bajar un 35% en lo que va de año.

Las acciones del buscador marcaron su máximo de u$s747 a finales de 2007, pero desde entonces no han parado de bajar y se han llegado a cotizar a sólo u$s413.

Facebook: La nueva niña mimada de Silicon Valley
Votar

Comparte el artículo!

The following two tabs change content below.
Escribo junto a mi hermano en este blog desde el 2007. Soy un apasionado de internet, el estudio del SEO y el conocimiento en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *